Cuidados Básicos « Alimentación « ¿Es bueno darle huesos a tu perro?.
Visita También:

Temas relacionados:
» La alimentación de tu perro.
» Necesidades nutricionales.
» Nutrición del cachorro.
» Nutrición del perro adulto.
» Nutrición del perro senil.
» Los alimentos comerciales.
» ¿Es conveniente darle huesos?
» ¿Es malo darle dulces y chocolates?
» Causas más comúnes de indigestión.
» Lo que nunca debes darle.
» ¿Qué es lo mejor para tu perro?
» ¿Es bueno darle retazos?
» Por qué no darle sobras
» Golosinas adecuadas
» Trastornos de la alimentación.
» La Obesidad en los perros.
» Perros que ruegan por comida
» ¿Es bueno usar comida para entrenarlo?
» Perros melindrosos para comer

Libros Sugeridos:
 

También masticando se aprende

Masticar un hueso, ya sea natural o artificial, es una de las mejores diversiones que puedes ofrecerle a tu perro sin la ayuda de sus "padres". Un perro adora cualquier hueso: masticar algo no es la única manera de obtener horas y horas de interminable diversión y entretenimiento, también limpia los dientes de tu perro y le mejora el aliento.

Para los cachorros que están mudando la dentadura, el masticar algo ayuda a aflojar los dientes de "leche" (temporales) y calma la sensación incómoda de las encías. Al igual que el juego de persegur su propia cola o de perseguir una pelota, la masticación es uno de los aspectos centrales y básicos del comportamiento canino.

¡ Que rico !

El juguete para masticar más antiguo es, desde luego, el viejo hueso. Sin embargo, como propietario debes tener en cuenta que un hueso no debe servir como sustituto de comida para un perro, e incluso puede causar constipación (estreñimiento). De hecho, aunque vaya en contra de la creencia tradicional, te recomendamos dejar los huesos reales fuera de su alcance. Como regla general, no le des huesos a tu perro. ¿Por qué? Pues por que un hueso puede ser triturado por los dientes de tu perro y puede partirse en forma de puntas, y perforar el intestino de tu perro. Muchos expertos están de acuerdo en que las carnazas y algunos juguetes de plástico resistente son mucho más preferibles que los huesos.

Muchas personas creen que esta recomendación está hecha con el único fin mercadotécnico de vender más productos que sustituyan al viejo hueso, e insisten en darles huesos verdaderos a sus mascotas. Si este es tu caso, procura al menos darle un hueso grande o "largo" de res. Nunca de pollo, pues son más fáciles de romper en aristas con punta que constituyen un verdadero peligro para la saslud de tu perro. La tibia es bastante buena en este aspecto, comúnmente se le conoce como "canilla" (al menos en México). Este tipo de huesos son más difíciles de romper, pero... se han dado casos.

De cualquier modo, te recomendamos consultar con tu veterinario para ver si es recomendable que le ofrezcas a tu mascota huesos reales. Ten presente que debes vigilarlo cuando esté jugando con lo que le hayas dado.

Lo más recomendable, por supuesto, es darle a masticar productos de carnaza para evitar que eche a perder tu par de zapatos favorito. Jamás le des un par de zapatos viejos para que muerda y juegue con ellos, por que tu perro no va a distinguir entre los zapatos viejos y los nuevos, y pensará que puede morder o jugar con cualquier zapato que desafortunadamente se cruce en su camino.

Las carnazas y juguetes para morder están disponibles en todas las variedades, colores, tamaños, texturas e incluso sabores, para darle gusto hasta a los perros más exigentes, desde un Chihuahueño, hasta un Gran Danés. Es muy importante que revises cada juguete para evitar que tenga bordes o aristas que pudieran lastimarle el paladar. Recuerda que al estar mordiéndolo, el juguete, hueso o carnaza se volverá resbaloso por la saliva, y que pueden llegar a tragárselo completo o por partes. Si el objeto tragado es lo suficientemente grande, podría llegar a asfixiar a tu perro o a quedarse atorado en el intestino. Checa muy bien el tamaño de los juguetes que le das y la consistencia de éstos. Las pelotas de hule espuma, por ejemplo, son muy fáciles de tragar, y de hecho son los objetos extraños más comunes ingeridos por los perros.

Hay un sinfin de productos en el mercado diseñados para que tu perro satisfaga la necesidad de masticar algo, pero te recomendamos comprar aquellos que están hechos de goma altamente resistente o de combinaciones con nylon. La goma se endurece y se rompe con el tiempo bajo la acción del sol y la saliva de tu perro. Te recomendamos dejar que tu perro juege con estos productos, luego retirárselo y secarlo perfectamente para guardarlo en un lugar fresco y seco. El juguete más popular de este tipo es el Kong®, que puedes encontrarlo en distintos tamaños y colores. Los juguetes que tienen combinaciones con nylon (Nylabone®) están diseñados para que, al mismo tiempo, limpie la dentadura de tu perro actuando como un cepillo dental.

Recuerda: el masticar algo es un comportamiento instintivo de tu perro, y no lo debes privar de hacerlo. Si no encuentra algo para masticar, va a satisfacer esta necesidad con tu sillón favorito o tu par de zapatos preferidos. Un propietario responsable debe ofrecerle a su perro juguetes que le sean útiles. Debes procurar que la necesidad de tu perro por masticar algo sea encausada a un comportamiento permitido y seguro, tanto para él, como para tus muebles.


 
¿Sabías que...
... debes vigilar constantemente el peso de tu cachorro, pues un exceso de grasa puede ser perjudicial para sus articulaciones en desarrollo?







Dile a un amigo que nos visite



¿De qué raza es Scooby Doo?
página principal Regresar a la Página Principal
ir al inicio Regresar al Inicio de Esta Página