Cuidados Básicos « Aseo « El aseo básico de tu perro.
Visita También:

Temas relacionados:
» El aseo general de tu perro.
» Arréglalo en casa.
» Cómo bañar a tu perro.
» Baño para perros de pelo corto.
» El aseo profesional.
» La importancia de acostumbrarlo al arreglo.
» La higiene dental.
» El aseo de las orejas.
» Parásitos externos.
» Las pulgas.
» Las garrapatas.
» ¿Es bueno dormir con tu perro en la misma cama?

Libros Sugeridos:
 

 

El aseo básico de tu perro

El perro, por naturaleza tiende a mantenerse limpio. Los perros se asean revolcándose en el suelo, arañando y mordisqueando el pelo enmarañado y lamiéndose el pelaje. Desgraciadamente, se impregnan de olores que el hombre considera desagradables, por lo que a veces es necesario ayudar en su limpieza, dándole un baño adicional.

Es importante considerar el tipo de pelaje del perro para poder asearlo de la mejor manera posible. La enorme variedad de pelajes que podemos encontrar hoy en día se debe a la selección dirigida por la mano del hombre. Esta amplia gama de pelajes han ido cambiando de acuerdo a la moda y a la función zootécnica de cada raza. Los pelajes largos y abundantes que originalmente protegían al perro del frío, ahora sirven exclusivamente a fines estéticos en las exposiciones de belleza.


CONSEJO: Si el perro rechaza el aseo, hay que ordenarle que se siente y permanezca quieto. El aseo siempre debe de ir seguido de alguna recompensa. En algunos casos, el contacto físico (caricias y voz suave) es suficiente, pero no hay ningún mal en premiar ocasionalmente al perro con algo de comida.

Con el aseo periódico de nuestro perro, buscamos mantener saludables la piel, el pelo, los dientes, las encías y las uñas. Con la rutina de aseo, reafirmamos nuestra autoridad sobre el animal. Hay que tratar de que el aseo constituya una rutina diara o semanal, y que la respetemos lo más posible. Debemos de inspeccionar semanalmente orejas, ojos y dientes. Las razas con pliegues en la piel como el Shar Pei, necesitan una atención especial en esas áreas.

Las orejas deben estar libres de cerilla y suciedad. No deben presentar olor desagradable y deben verse limpias. Nunca introduzcas un cotonete o hisopo, límpialas con una bola de algodón húmeda. Mantén la oreja abierta con una mano y limpia la cara interna de la oreja con el pedazo de algodón. No hay que hurgar nunca dentro del oído. Existen soluciones limpiadoras que deben ser aplicadas únicamente por un médico veterinario. [más información]

Los ojos deben de estar limpios, libres de secreciones o legañas. Limpia suavemente el contorno de los ojos utilizando para cada uno un trozo de algodón humedecido. Si detectas alguna secreción o inflamación persistentes, consulta a tu médico veterinario.

La piel no debe presentar signos de suciedad ni ulceraciones. Hay que limpiar periódicamente la piel de la cara con algodón húmedo. Esto evita que en los pliegues se acumulen suciedad, piel muerta, bacterias y hongos que podrían provocar irritaciones e infecciones.

IMPORTANTE:
Jamás utilices pasta dental de uso humano.

Una vez a la semana debemos inspeccionar los dientes y encías de nuestro perro para asegurarnos de que no hay signos de infección o formación de sarro, que podría conducir a la aparición de gingivitis y otros trastornos. Para limpiar los dientes del animal, el cepillo tiene que ser suave, pudiendo utilizar una solución de agua con sal o pasta dental especial para perros, que te puede proporcionar tu médico veterinario. [más información]

Hay que revisar todas las patas, inspeccionando la zona entre los dedos. La suciedad se elimina con un algodón humedecido. Las uñas deben recortarse con cuidado, y podemos eliminar las durezas con una lima de uñas. Las uñas tienen una parte rosada en su interior que contiene capilares sanguíneos y nervios. Hay que tener cuidado al cortarlas para no dañar esa parte viva. Si tienes dudas acerca de por dónde recortar, puedes pedir ayuda a tu médico veterinario de confianza.

Esta rutina de aseo es esencial para mantener a nuestro perro saludable y presentable ante los demás. De todos modos, no debemos olvidar lo importante que es el baño, y debemos realizarlo de manera adecuada. [más información]

Tambien es necesaria una rutina de cepillado y peinado para mantener el pelo limpio y perfectamente desenredado.

 
¿Sabías que...
... los perros con las orejas paradas son menos propensos a padecer enfermedades del oído que los perros que tienen las orejas caídas?







Dile a un amigo que nos visite



¿De qué raza es Scooby Doo?
página principal Regresar a la Página Principal
ir al inicio Regresar al Inicio de Esta Página