Cuidados Básicos « Aseo « Arregla a tu perro en tu propia casa.
Visita También:

Temas relacionados:
» El aseo general de tu perro.
» Arréglalo en casa.
» Cómo bañar a tu perro.
» Baño para perros de pelo corto.
» El aseo profesional.
» La importancia de acostumbrarlo al arreglo.
» La higiene dental.
» El aseo de las orejas.
» Parásitos externos.
» Las pulgas.
» Las garrapatas.
» ¿Es bueno dormir con tu perro en la misma cama?

Libros Sugeridos:
 

Cortar, rasurar, lavar, secar... ¡hazlo tú mismo!

Seguramente siempre has querido bañar y arreglar a tu perro como lo has visto en las estéticas. Tal vez te has preguntado dónde estudiaron para aprender a arreglar a los perros, y en qué lugar se imparten esos cursos; o quizá hayas pensado que la estética es una más de las materias que tiene que llevar un estudiante de veterinaria; a lo mejor ni siquiera sabes cuáles son las herramientas necesarias e indispensables para comenzar. Bien, vamos a tratar de aclararte todas y cada una de tus dudas, y a darte una ayudadita para que puedas arreglar a to perro de manera profesional en la comodidad de tu hogar.

Bueno, lo primero es lo primero, debes saber que la estética canina y felina no es una más de las materias que lleva un estudiante de veterinaria. Existen cursos impartidos por profesionales en distintos lugares de la república. Quizá los más importantes son los que organiza la Federación Canófila Mexicana, A.C.. En ella se llevan a cabo dos diplomados de estética canina al año, uno básico y otro avanzado (así que si quieres tomar en serio lo de arreglar perros, te convendría tomar los dos). De cualquier modo, tartaremos de ayudarte un poco al conocer las herramientas que se utilizan en el arreglo canino, y dependerá de tí el utilizarlas de manera adecuada.

Lo que necesitas para empezar

El arreglo de tu perro va mucho más allá de peinarlo y limpiarle las legañas. Debes de considerar el baño, el secado, el corte de las uñas y la limpieza de los oídos. Por supuesto, debes utilizar distintas herramientas para cada uno de estos pasos, e incluso pueden varias dependiendo del pelaje y de la raza del perro. Puedes preguntar en alguna tienda de accesorios para mascota qué peine o cepillo le conviene más a tu perro, qué cortauñas es el más recomendable y qué shampoo debes utilizar de acuerdo a su pelaje.

Básicamente, debes contar con: a) un peine de dientes separados para desenredar el pelo de tu perro si es largo. Procura que las puntas de cada diente estén redondedas para no lastimar la piel de tu perro; b) una carda para quitar el pelo muerto de tu perro, de metal si es de pelo largo, y de puntas de goma si es de pelo corto; c) los cortauñas de guillotina no son convenientes para los perros, te conviene usar un cortauñas de tipo "pinza"; d) puedes utilizar prácticamente cualquier shampoo, pero debe ser para perros, pues los shampoos de uso humano tienen un pH distinto, y podrían causarle problemas a tu perro si no lo enjuagas bien durante el baño. Existen shampoos especiales para el color del pelaje, y vienen incluso en distintos aromas. Pudiera llegara suceder que tu médico veterinario le recete a tu perro un shampoo medicado para tratar algún trastorno, pero eso será solamente cuando el médico lo indique; e) Unas tijeras para darle forma al corte de pelo de tu perro, que deberán estar perfectamente afiladas para no cortar mal el pelaje y deberán ser de puntas chatas, nunca de puntas afiladas; y f) Algodón para limpiar los oídos (NUNCA USES COTONETES O HISOPOS).

Procura mantener el pelo de tu perro lo más desenredado posible, pues si lo bañas con los nudos, después del baño no quedará otra solución que quitar el nudo completamente con unas tijeras. [más información]

El procedimiento adecuado

Debes entender que el aseo de tu perro tendrá que convertirse en una rutina que habrá que repetirse exactamente de la misma forma cada vez. De ese modo, llegará el momento en que automáticamente realizarás las cosas sin que se te olvide nada.

Procura desenredar los nudos para salvar el pelo. Ayúdate con la punta de unas tijeras para cortar un nudo por la mitad y así deshacerlo poco a poco con los dedos. Si has decidido cortarle un poco el pelo, es conveniente que lo hagas antes de bañarlo, pues de ese modo no tendrás que lavar pelo "extra" al momento de bañarlo. Ten muchísimo cuidado al cortar los nudo por completo con las tijerass, pues lo más probable es que termines cortándole también la piel y tendrás que llamar urgentemente al médico veterinario para que lo atienda.

Te recomendamos que cortes las uñas también antes de bañarlo, pues si llegas a cortar demasiado y la uña sangra un poco, habrá que lavar la sangre que quede en esa patita, y por supuesto no quieres volver a lavar solamente una pata después de haber bañado a tu perro completamente. Hay que cortar con mucho cuidado los pelos que se encuentran en la parte interna de la pata, alrededor de los cojinetes. Un corte en cualquiera de esos cojinetes no es necesariamente grave, pero sí sangra bastante.

Una vez que lo has bañado y los has secado con una toalla, debes usar una secadora de pelo para que no quede nada de humedad debajo de todo ese pelo, pues podría ser el orígen de un serio problema en la piel de tu perro.

Tienes que acostumbrar poco a poco a tu perro a la secadora, asegurándote de no acercarla demasiado ni de mantenerla mucho tiempo fija en una misma área para evitar quemaduras. Ve abriendo el pelo con el peine. Eso te ayudará a desenredarlo poco a poco y al mismo tiempo podrás alaciarlo o esponjarlo si usas una carda en lugar del peine. Si quieres alaciarlo, dirige el aire desde arriba hacia abajo, siguiendo al peine. Si quieres esponjarlo, cepilla a contrapelo dirigiendo de la misma forma el aire. Hazlo suavemente, pues no quieres que tu perro se desespere por los jalones y mucho menos se queme on el aire caliente de la secadora.

¿Cada cuando tengo que arreglarlo?

Solamente te toma unos cinco minutos cepillar o peinar a tu perro, y puedes hacerlo diariamente. ¿Te imaginas qué sucedería si te peinaras una vez a la semana o al mes? Tndrías tantos nudos que seguramente te daría pena salir a la calle y tendrías que usar algo para cubrirte. Bueno, pues lo mismo sucede con los perros, pero con la diferencia de que ellos no pueden cepillarse solos. Dependen únicamente de tí para verse bien y para estar sanos. Realmente no te cuesta nada mantener su pelo desenredado y en buen estado.

¿Y si de plano no se deja?

Si haciendo todos los esfuerzos del mundo tu perro no se deja arreglar, debes tratar de tranquilizarlo un poco para evitar que cualquiera de los dos salga lastimado. Algunos perros comienzan a darse vueltas para evitar que los toques o que los cepilles por que sienten "cosquillas", otros más comienzan a gruñir y pueden incluso tratar de morderte, y otros más suelen quejarse todo el tiempo, chillando y aullando sin parar.

Si no puedes manejarlo tú solo, pide a alguien más que te ayude a controlarlo. Trata de no ser brusco con tu perro, háblale suavemente mientras trabajas para tranquilizarlo un poco, y si nada de esto funciona, tendrás que colocarle un bozal.

Una cosa si es cierta, entre más joven esté tu perro, más fácil será acostumbrarlo a esta rutina de aseo. Recuerda que él mismo te lo agradecerá, y todas las personas te dirán lo bonito que está tu perro. El aseo de tu perro debe ser tomado como un juego más que te dará la posibilidad de acercarse mutuamente y conocerse más. Trátalo bien y procura mantenerlo sano.

 
¿Sabías que...
... es muy importante revisar las uñas de tu perro y recortarlas de vez en cuando para evitar que se entierren en su piel?







Dile a un amigo que nos visite



¿De qué raza es Scooby Doo?
página principal Regresar a la Página Principal
ir al inicio Regresar al Inicio de Esta Página