Cuidados Básicos « Comportamiento « Los perros que hacen del baño en todos lados
Visita También:

Temas relacionados:
» Cómo enseñarle a tu perro a hacer del baño
» Comportamiento alimenticio
» ¿Por qué me lame la mano?
» ¿Por qué monta mi pierna?
» ¿Por qué mueve tanto la cola?
» ¿Por qué le ladra a las personas?
» ¿Por qué da tantas vueltas antes
de echarse?

» ¿Por qué levanta la pata para
orinar?

» ¿Por qué entierra los huesos que
le doy?

» ¿Por qué bebe agua del escusado?
» ¿Por qué rueda sobre su lomo?
» ¿Por qué come pasto?

Libros Sugeridos:
 

 

Los perros que hacen del baño en todos lados

Pocas cosas son tan decepcionantes como regresar cansado del trabajo o de la escuela y encontrarse con que la casa ha sido "decorada" con heces de tu perro, o que hay varias manchas de orina en los muebles y alfombras. Sufriste mucho para enseñarle a tu cachorro dónde hacer del baño, y ahora que han pasado varios años sin que hubiera ningún "accidente", vuelves a empezar de cero. ¿Por qué? ¿Qué ha cambiado?

La eliminación inapropiada de orina y heces en cualquier parte de la casa puede estar causada por uno o más problemas: incontinencia urinaria o algún problema de la vejiga, no-control del esfínter anal, un entrenamiento inadecuado, marcado de territorio, ansiedad, tratar de llamar la atención, etc.

La tercera edad.
En los humanos, la edad avanzada puede ir asociada a la pérdida de ciertas funciones corporales que son cada vez más difíciles de "controlar". La incontinencia urinaria es un problema muy comun en varias especies que llegan a la "tercera edad". Algunos perros, y particularmente las hembras, padecen incontinencia urinaria, y ni siquiera se dan cuenta de que han dejado un charquito en algún lugar inapropiado. No es que hayan olvidado dónde ir a hacer del baño, es sólo que simplemente ya no pueden controlar su vejiga como lo hacían varios años atrás.

El sacar a tu perro más veces de lo que estaba acostumbrado, puede ayudarte a eliminar el problema, pero consulta siempre a tu médico veterinario para descartar infecciones de vías urinarias, o incluso de tumores. Una vez que sepas contra qué estás luchando, será más sencillo enfrentarse al problema.

Al igual que el sistema urinario, el sistema digestivo sufre cambios importantes con el paso de los años. Los perros de edad avanzada ya no digieren los alimentos con la misma facilidad y rapidez que lo hacían tiempo atrás, por lo que lo ideal sería que pidieras consejo a tu médico veterinario para darle un alimento adecuado para su edad y condiciones de salud.

Como puedes ver, no puedes asegurar que tu perro está ensuciando la casa solamente por que no fue entrenado correctamente para tal tarea. Es importante aclarar que un perro nunca se va a orinar o defecar en tu tapete favorito por venganza. Por el contrario, el perro puede ser muy inocente o estar muy confundido acerca de lo que se espera de él, o quizá este comportamiento esté relacionado con ansiedad o estrés excesivo, provocado por ejemplo, por dejarlo sólo en casa mucho tiempo o por que tiene miedo a ciertos ruidos fuertes como los truenos.

Es totalmente falso que el golpearlo con un periódico enrrollado solucionará el problema, y peor aún resulta el viejo y cruel sistema de hacer que el perro se ensucie el hocico en su orina o sus heces. Si haces cualquiera de estas dos cosas, lo confundirás más, y lo más probable es que agraves el problema conductual.

Teniendo esto en cuenta, el primer paso para corregir el problema es encontrar la causa. Una vez que tu médico veterinario ha descartado los posibles transtornos clínicos que pudiera presentar tu mascota, un historial de comportamiento es muy útil para coregir este mal hábito.

Te recomendamos usar tapetes especiales (training pads) para hacer que el perro haga sus necesidades ahí. Prémialo en cada avance para que el perro aprenda a distinguir el buen comportamiento (que será premiado) del malo (que tendrá como consecuencia un regaño).

Algunas personas usan sprays especiales para el mismo fin que los tapetes de entrenamiento. Tanto los tapetes como el spray los puedes conseguir fácilmente en clínicas veterinarias o tiendas de mascota. Recuerda no castigar a tu perro si no lo tomaste por sorpresa actuando mal. Un perro no sabrá por qué se le regañó pasados tres segundos de que realizó algo prohibido.

Las enfermedades
Por supuesto, una de las causas por las que tu perro ha comenzado a hacerse del baño en todos lados podría ser una enfermedad. De hecho, esta causa es siempre la primera opción antes de pensar en un problema conductual. Además de las enfermedades obvias que podrían provocar este problema (cáncer, infecciones urinarias o del tracto gastrointestinal), otros trastornos podrían ser la causa.

La artritis, por ejemplo, provoca mucho doloren las articulaciones de tu perro. Para el perro artritico, el simple hecho de levantarse para desplazarse de un lugar a otro es prácticamente un calvario, por lo cual, es difícil que el perro pueda llegar al lugar destinado para que haga del baño. Además, la artitis en las patas traseras, pueden afectar la manera en la que el perro controla su "urgencia" de defectar u orinar. Es muy importante que tu médico veterinario realice un chequeo completo de tu perro antes de diagnosticar un simple "problema de conducta".

Cambios en la conducta
Si tu veterinario ha realizado un exámen completo y a fondo de tu perro, y te ha dicho que las causas por las que le pasan esos "accidentes" dentro de la casa no están asociadas a ningún problema clínico, podría tratarse entónces de una trastorno pricológico o emocional. Asegúrate de contarle a tu médico veterinario la manera exacta en la que han sucedido las cosas, antes y después de que comenzara el problema. Tu veterinario puede ponerte en contacto con un entrenador profesional de confianza para que te asesore al respecto. Tal vez te parezca difícil de creer, pero un perro puede llegar a hacer esto y muchísimas cosas más debido a un desórden conocido como la "ansiedad por la separación".

La ansiedad por la separación ocurre cuando un perro es dejado sólo por mucho tiempo, o separado de su "familia" habitual por un tiempo relativamente largo. Un perro triste y solo no le dará ninguna importancia al sitio en el que está haciendo del baño, e incluso si así fuera, probablemente lo haga con la finalidad de llamar tu atención. Aunque la atención que consigua de parte tuya sean regaños por haber ensuciado toda la casa, al menos lo consiguió: tiene toda tu atención. Desde el punto de vista de tu perro, al sentirse triste o desplazado, una "mala" atención será siempre mejor que "ninguna" atención.

Manos a la obra

Muy bien, ahora que finalmente sabes cuál es la causa por la que tu perro comenzó a actuar así, es tiempo de trabajar en corregirlo. Ten en mente que el proceso puede llegar a ser tedioso y lento, y no hagas como que el mundo se va a acabar cada vez que tu perro tenga otro "accidente". Limpia en seguida y sigue intentándolo. Trata de regresar al momento en el que era un cachorro y lo enseñaste a ir al baño. Tenle la misma (o más) paciencia. Sácalo más veces para que haga del baño, por ejemplo.

Si el problema persiste, debes tomar las acciones pertinentes de acuerdo al orígen del problema (enfermedad, vejez o conductual).

Si el problema tiene un orígen conductual, no regañes a tu perro, y mucho menos lo lastimes. Un perro que presenta ansiedad por separación es bastante sensible a los regaños, y podría incluso orinarse mientras lo estás regañando. En estos casos, procura darle de comer en un horario en el que sabes que puedes estar con él las siguientes 3 horas al menos (quizá te convenga darle de comer por las noches, al llegar del trabajo), ya que una vez que el perro come, más o menos en los siguientes 15-30 minutos pedirá "ir al baño", con lo que lo guiarás y lo premiarás si lo hace de manera correcta.

Intenta dejar al perro en un cuarto aislado durante 5 minutos. Regresa y prémialo si no ha hecho ningún desastre. Vé aumentando el tiempo poco a poco (aumenta 1 minuto cada día durante la primer semana, aumenta 5 minutos por día durante la siquiente semana y 10 minutos por día para las siguientes semanas).

Verás que poco a poco, tu perro se irá a costumbrando a permanecer solo, ya que entenderá que en el momento en que regreses, si no ha causado ningún "desórden", lo premiarás efusivamente y le darás de comer.

No te enojes con tu perro durante el proceso de re-educación, después de todo, no son otra cosa que "accidentes".

 
¿Sabías que...
... la raza Akita es la más grande de las siete razas provenientes de Japón, y que incluso ha sido declarada "Monumento Nacional" por el Ministerio de Educación de ese país?







Dile a un amigo que nos visite



¿De qué raza es Scooby Doo?
página principal Regresar a la Página Principal
ir al inicio Regresar al Inicio de Esta Página